NUESTRO

Blog

5 ideas de muebles pintados a la tiza

2 min.

Mejorar la decoración de nuestra vivienda no siempre requiere hacer una inversión para comprar nuevos muebles, muchas veces podemos aprovechar algunos de los que ya tenemos y darles un aire nuevo, siendo la pintura a la tiza uno de los mejores recursos a nuestro alcance para esta tarea.

Conocida también como chalk paint o chalky finish, esta pintura cada vez está más de moda por diversos motivos: combina con cualquier decoración, nos permite cambiar el estilo de nuestro mobiliario de manera sencilla y, además, se puede decorar encima. Pero, ¿dónde podemos aplicarla? En este post te damos 5 ideas de muebles pintados a la tiza que le darán un toque actual a las distintas estancias de tu casa.

¿Por qué pintar tus muebles con pintura a la tiza?

La pintura es una buena forma de cambiar el aspecto de algunos elementos decorativos de nuestra casa y, si tenemos que elegir, la pintura a la tiza es probablemente la mejor opción para hacerlo.

En primer lugar, porque se trata de una pintura que resulta muy sencilla de aplicar en cualquier tipo de material, lo que hace que quede bien con independencia de que nos den mejor o peor este tipo de tareas. De hecho, se trata de una pintura que no necesita imprimación ni lijado, por lo que el tiempo que tenemos que invertir a la hora de utilizarla es mucho menor que si empleamos otro tipo de pinturas cuya cobertura sea menor.

Pero esta no es su única ventaja. Otro aspecto a destacar, es el hecho de que se trata de una pintura apta tanto para exteriores como para interiores, por lo que se puede aplicar en muebles de terraza, dormitorios, sillas de jardín, etc. Lo único que tendremos que hacer es darle una capa de barniz protector por encima para que resista mejor el paso del tiempo.

Y, por supuesto, no debemos olvidarnos del toque original que da a los distintos muebles, pudiendo cambiar su aspecto de una forma totalmente radical. Esto es gracias a que está fabricada con yeso, un material que le da ese aspecto tan característico a la chalk paint.

Ideas de muebles pintados a la tiza. Antes y después

Ahora que ya conocemos las bondades de este tipo de pintura, vamos a centrarnos en algunas aplicaciones que podemos darle a la misma dentro de nuestra vivienda.

Dormitorios infantiles

El dormitorio de los más pequeños de la casa es uno de los lugares donde podemos sacar mayor partido a la pintura a la tiza y es que, encima de ella, ¡se puede pintar! Imagínate crear una pared para el dormitorio de tus hijos en la cual puedan dibujar sin preocuparte de que queden restos luego, ¿no es una maravilla?

Pero esta pintura no solamente sirve para esto, también podemos elegir tonos pastel para pintar diversos elementos como el cabecero de la cama o las mesillas. O incluso cambiar el aspecto de algunas partes del mobiliario cuando nuestro hijo se haga mayor y necesitemos realizar un cambio decorativo en su habitación.

Muebles para la cocina

La cocina es otro de los lugares donde la pintura a la tiza queda muy bien, sobre todo si estamos hablando de muebles auxiliares como pueden ser mesas, estanterías, etc. Ya que puede ayudarte a darle un toque de luz y color a los mismos.

Además, si tus muebles de la cocina son viejos y no tienes presupuesto para cambiarlos, también puede ser una excelente opción para darles un lavado de cara.

Palets y muebles de exterior

Como hemos visto más arriba, la pintura a la tiza no solamente es ideal para los muebles del interior de una vivienda, sino también para los de exterior. Por ejemplo, puedes crear la estructura de un sofá viejo empleando palets viejos que hayas pintado con este tipo de pintura.

Se trata de una magnífica forma de reciclar este tipo de elementos, de ahorrar dinero y, a la vez, le estás dando a tu terraza un toque muy actual.

Mesas de centro y estanterías

Las mesas de centro o las estanterías también pueden beneficiarse del uso de esta pintura, sobre todo si hablamos de elementos que se encuentran más desfasados a nivel estético o que no combinan con el resto de la decoración de tu salón.

Antes de tirar cualquier mueble, evalúa si un cambio de color podría ayudarte a reconvertirlo y echa un vistazo a la amplia gama de pintura a la tiza disponible en el mercado. Seguro que encuentras alguna tonalidad que encaje con lo que estás buscando.

Espejos y otra serie de accesorios

Por último, no debemos pasar por alto los elementos más pequeños de nuestra vivienda, puesto que también pueden suponer una diferencia considerable a la hora de decorar la misma.

Podemos utilizar pintura a la tiza en los marcos de espejos, cajas decorativas, jarrones o cualquier otra cosa que se nos ocurra. Solamente tenemos que dejar volar nuestra imaginación y el chalk paint hará el resto.

Conclusiones

La pintura a la tiza es un recurso muy económico que nos permite dar una segunda vida a nuestros muebles, cambiando su aspecto de forma radical y dándole una doble funcionalidad a los mismos, ya que se puede pintar encima de tu superficie. Esperamos que este artículo te haya servido para conocerla un poco mejor y que también te haya dado ideas por si quieres renovar el mobiliario de tu vivienda.

Además, si estás buscando una vivienda para comprar, te animamos a que conozcas la oferta de pisos que tenemos disponibles en Grupo Jamsa y nos consultes cualquier duda que puedas tener. Estamos aquí para ayudarte a conseguir la vivienda de tus sueños.